La Secretaría de Educación analiza el regreso a clases de los estudiantes de Boyacá

Con el apoyo de las Juntas Municipales de Educación se debe ir tomando decisiones sobre el futuro de la educación en casa y el modelo de alternancia. 

Tunja, 18 de junio de 2020. (UACP). A pesar que el Gobierno Nacional habla de la posibilidad del regreso a clase el 1 de agosto, el secretario de Educación de Boyacá, Jaime Raúl Salamanca Torres, afirmó que en el departamento esto no será posible pues las instituciones educativas, por el momento, no cuentan con las condiciones necesarias, para cumplir con los protocolos de bioseguridad y hasta que no estén en total cumplimiento para proteger a los estudiantes, docentes, directivos y administrativos de las 254 instituciones educativas, las clases seguirán siendo no presenciales.

“Muy seguramente el 1 de agosto nuestros niños y niñas en Boyacá no van a regresar a clases presenciales, continuarán en casa, lo que no significa que no estemos trabajando para articular los lineamientos que ha enviado el Gobierno Nacional con la realidad en nuestras instituciones educativas y que no debamos generar una cultura del autocuidado en nuestros estudiantes”, señaló el funcionario.

Agregó, que se han convocado, para el transcurso de estas semanas, a los alcaldes y alcaldesas del departamento para que creen las juntas municipales de Educación y en estos espacios de participación y articulación en los municipios nos reuniremos para revisar cuál es la situación de cada una de las I.E. e ir tomando decisiones, pues es claro que no se va a permitir el regreso a clase de los estudiantes donde no se puedan garantizar las condiciones mínimas de bioseguridad y protección a la vida.

“El señor gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame, ha sido enfático en defender la vida, incluso desde antes de iniciar el aislamiento preventivo obligatorio, y en esa misma línea vamos a seguir trabajando”, precisó Salamanca.

Es importante recalcar, que la cultura de todos debe cambiar, se debe apuntar hacia el cuidado y la protección, de uso del tapaboca, el lavado de manos, el distanciamiento social, y todas las prácticas que ya se conocen y que son fundamentales para la protección del contagio del COVID–19.

Algún día se volverá a la normalidad, no se sabe cuándo, pueden ser meses, pero es de vital importancia que en las familias se dé ejemplo, que en adultos, niños y jóvenes se genere conciencia y se tenga una cultura de autocuidado.

“Solicitamos a las autoridades locales, también, revisar el estado de sus instituciones educativas e intervenir en esos elementos fundamentales para garantizar el lavado de manos, la asepsia adecuada de los espacios, la ventilación y demás. Es decir, es momento de ir preparándonos desde ya, pero no vamos a iniciar ya”, recalcó el Secretario de Educación.

Aseguró, que en la dependencia se cuenta con un equipo interdisciplinario trabajando hace varias semanas en este asunto y que se pronunciarán en la medida que se acerque el mes de agosto, respecto a cuáles serán las decisiones a tomar frente a este tema neurálgico con las familias boyacenses.

Lo que sí se ha determinado desde ya, es que cancelar el año sería afectar a los niños en su derecho a la educación y que se ha hecho un esfuerzo muy grande durante muchas semanas para tratar de garantizar este derecho.

“Cancelar el año sería reconocer que no fuimos capaces de lograr garantizar a nuestros niños ese derecho a la educación. Las familias deben pensar en acompañar a los niños y jóvenes en un estudio en casa que no tiene las mismas condiciones de las clases en las instituciones educativas, pero que es fundamental para su cuidado”, manifestó.

Desde la entidad ya se está organizando un plan para poder acompañar a los jóvenes y niños en una especie de recuperación académica que les permita compensar lo que, de pronto, no se ha podido aprender. (Fin/Yanneth Fracica/Juan Diego Rodríguez Pardo – Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo / UACP).

Gobernación de Boyacá.

(Visited 1.073 times, 1 visits today)